Ninguno
Reforma empresarial china y nuevo panorama de las relaciones con América Latina y el Perú
21 de diciembre de 2017
China se ha convertido en uno de los principales socios económicos de América Latina. De hecho, es el socio comercial más importante para Perú, Brasil y Chile. El país asiático también se tornó en una de las principales fuentes de inversión extranjera directa y préstamos en la región. Por ello, es importante entender los cambios estructurales por los que pasa la economía china y examinar el futuro de las relaciones con América Latina y el Perú, en particular.
En este marco, el Centro de Estudios sobre China y Asia-Pacífico de la Universidad del Pacífico organizó la conferencia internacional: “Reforma e Internacionalización de las Empresas Chinas y Relaciones con América Latina y el Perú”, llevada a cabo el 6 de diciembre del presente. El evento contó con las exposiciones principales de dos expertos chinos invitados especialmente para esta conferencia. Completaron los paneles de discusión expertos locales del gobierno peruano, sector privado nacional y academia, así como representantes de empresas chinas que operan en el Perú, estos últimos gracias a la colaboración de la Asociación de Empresas Chinas en el Perú. 

Asimismo, antes de iniciar las discusiones temáticas, dieron las palabras de bienvenida la Dra. Elsa Del Castillo, Rectora de la Universidad del Pacífico, el Sr. Kong Aimin, Presidente de la Asociación de Empresas Chinas en el Perú, y la Sra. Hao Qinmei, Consejera Económica y Comercial de la Embajada de la República Popular China en el Perú. 

Reformas profundas en las empresas estatales chinas 

La sesión sobre “Las Empresas Chinas: Reforma, Desarrollo e Internacionalización”, contó con la exposición principal del Dr. Liu Guy Shaojia, Ph.D. en Economía de Oxford University, especializado en economía industrial, con énfasis en reforma y desarrollo de las empresas chinas, Senior Professor y Head of United Kingdom Campus, Peking University HSBC Business School. 


dr-liu-shaojia.jpg
Dr. Liu Guy Shaojia y panel de la primera sesión de la conferencia 

El Dr. Liu explicó que la economía china ha pasado por tres ciclos económicos en los últimos 40 años, los cuales están relacionados a las cuatro olas de reformas de las empresas estatales. Las dos primeras olas consistieron básicamente en medidas que buscaron incrementar la productividad. En la primera se implementaron bonos por desempeño para la gerencia y los trabajadores, mientras que en la segunda se estableció un sistema de responsabilidad contractual para la entrega de buenos resultados. 

Los siguientes paquetes de reformas incorporaron una serie de medidas para la restructuración de las empresas estatales. En concreto, la tercera ola introdujo medidas tales como: reestructuración de la gobernanza de las empresas; privatización de las pequeñas y medianas empresas estatales, conservándose el control de las grandes empresas; y flexibilización del régimen laboral permitiendo el despido de trabajadores. Finalmente, la cuarta y actual ola de reformas consiste en reducir la concentración de la propiedad estatal al introducir "propiedad mixta" o privatización parcial; asimismo, se ha procedido al corte de la capacidad excedentaria de las empresas. Las reformas también incluyen la reorganización de la gobernanza corporativa, el impulso a la internacionalización, y la introducción de campañas anticorrupción. 

La reforma de las empresas estatales chinas ha generado buenos resultados. De las 500 compañías más grandes del mundo, 76 son empresas estatales chinas. En cuanto a la internacionalización, la inversión china está presente en la mayoría de los países del mundo. En el Perú, por ejemplo, hay alrededor de 170 empresas chinas entre estatales y privadas. 

No obstante, de acuerdo al Dr. Liu, China aún mantiene algunos desafíos importantes en este ámbito, siendo los principales: la lucha contra la corrupción, las pérdidas económicas que arrojan algunas empresas estatales, la baja productividad, y la contaminación del medio ambiente que se asocia a su operación en varios sectores. Las políticas de reforma de las empresas estatales de China están enfocadas a superar estos desafíos, lo que propiciará un nuevo ciclo de aceleración de las tasas de crecimiento económico. 

Empresas chinas en el Perú en sectores no extractivos 

Como destacó el panelista Sr. Huang Jianrong, Presidente y Gerente General de China Communications Construction Company (CCCC) en el Perú, su empresa es un buen ejemplo del éxito de la reforma de las empresas chinas. CCCC es una compañía proveedora de servicios de construcción de infraestructura a nivel global, fundada en el año 2006 por medio de la reconstrucción en forma de nueva creación, reorganización y fusión de grandes empresas estatales centrales. En la última actualización del ranking Fortune Global 500, CCCC ocupa la posición 103, asimismo en el ranking Top 250 Contratistas Internacionales (Engineering News Record, ENR) se ubica en el primer lugar de Asia y tercer lugar a nivel mundial. 

La constructora ha llevado a cabo importantes proyectos, como en el caso del puente Hong Kong – Zhuhai – Macao, el puente marítimo más largo del mundo. Actualmente, la empresa se encuentra en 109 países. CCCC incorporó formalmente su sucursal al Perú el año 2013. Durante estos 4 años de investigación y desarrollo, CCCC se ha convertido en un participante activo del mercado de construcción de infraestructura peruana. Por ejemplo, han presentado propuestas para los proyectos: Autopista Regional de La Joya – Arequipa y el Puerto San Juan de Marcona. 

Por otro lado, el Sr. Huang Yongjin, Subgerente General de Huawei Perú, resaltó que el año pasado, la empresa alcanzó el puesto 83 en el Fortune Global 500. Asimismo, Huawei tiene presencia en más de 170 países. La compañía comenzó a operar en Perú en 2002, siendo la primera en desarrollar las redes 3G y 4G en el país. Además, como señaló el Sr. Huang, Huawei es responsable de cerca del 80% de la tecnología de comunicaciones con teléfonos celulares en el Perú, no solo en materia de los teléfonos propiamente dichos, sino también la tecnología detrás de ellos, como las redes ópticas, inalámbricas, IP y de banda ancha. ​

El representante de Huawei indicó que la empresa está estudiando la posibilidad de implementar una conexión directa de cable submarino desde América del Sur a China para optimizar la comunicación con la región Asia-Pacífico. Debido a su posición geográfica, el Perú tendría la mejor ubicación para ser el punto de conexión en América del Sur. El proyecto ameritaría mayores estudios pues posicionaría al país como centro de comunicaciones en la región y podría generar significativos ingresos al año por el alquiler de la red a otros países.

Finalmente, según el Profesor Vicente León, Vicedecano de Finanzas de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad del Pacífico, el Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC) se ha posicionado en el mercado peruano para apoyar a las empresas mineras en operaciones de gran envergadura. No obstante, si bien es cierto que la inversión china tradicionalmente se ha concentrado en el sector extractivo, particularmente la minería, ésta se encuentra en proceso de diversificación. El profesor León señaló por ejemplo, las inversiones chinas que se están dirigiendo a otros sectores clave de la economía peruana, como la energía, como es el caso de la compra de la hidroeléctrica Chaglla. 

Nuevas oportunidades de las relaciones de China con América Latina 

En la sesión “Relaciones entre China, América Latina y el Perú: Tendencias y Desafíos”, participó como expositor principal el Dr. Niu Haibin, Ph.D en Relaciones Internacionales de Fudan University, Senior Fellow, Deputy Director del Center for American Studies y Assistant Director del Institute for International Strategic Studies del Shanghai Institutes for International Studies. 


niu haibin.jpg
 Dr. Niu Haibin y panel de la segunda sesión de la conferencia 


El Dr. Niu indicó que China comparte las preocupaciones y desafíos de los países en desarrollo porque todavía es una economía de ingreso medio, al igual que la mayoría de los países latinoamericanos, lo que le permite acercarse más a ellos. Por tanto, es posible construir un nuevo tipo de relación con América Latina basado en el desarrollo común. 

Ejemplos como los dos documentos de política sobre América Latina en 2008 y 2016, los planes de cooperación “1+3+6” (2014) y “3 x 3” (2015), la creación del Foro China-CELAC (2014), los tratados de libre comercio con Chile, Perú y Costa Rica, y los acuerdos comprehensivos con algunos países latinoamericanos (que consideran temas más allá de los netamente comerciales), forman parte de la estrategia y muestran la mayor relevancia que está teniendo América Latina para la política exterior china. 

Asimismo, las tendencias y cambios de la economía china representan nuevas oportunidades para el crecimiento económico y el desarrollo latinoamericano. Por un lado, China ha logrado convertirse en uno de los principales exportadores de inversión directa en el mundo, y también se encuentra en un proceso de transición económica, pasando de ser la fábrica del mundo a convertirse en un centro de innovación a nivel global. Por otro lado, a diferencia de posturas expresadas por Estados Unidos, China ha reafirmado su compromiso con la apertura y el proceso de globalización económica. 

Según el Dr. Niu, este compromiso se expresa en iniciativas como La Franja y la Ruta (Belt & Road, BRI), que se enfoca en desarrollar la conectividad a través de la inversión en infraestructura y otros sectores, y por la creación de nuevas fuentes de financiamiento regionales y multilaterales, como el Asian Infrastructure Investment Bank (AIIB) y el New Development Bank (NDB). 

Aprovechamiento por parte del Perú 

​Los panelistas invitados fueron los encargados de examinar de qué manera el Perú puede aprovechar las oportunidades abiertas por China. En primer lugar, el Sr. Luis Torres, Director de Promoción de Exportaciones de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PromPerú), destacó que la relación con China se basa en una política de Estado y que se tiene esta perspectiva hace veinte años. Uno de los principales pilares de la relación es el Tratado de Libre Comercio que se encuentra en vigencia desde marzo de 2010. Asimismo, resaltó exitosas experiencias y estrategias de empresas y marcas peruanas (como los casos de “Alpaca Perú” y “Superfoods Perú”), las cuales contribuyen a una mayor penetración y conocimiento del mercado chino. 

El Embajador José Antonio Bellina, Director General de Asia y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores, puso en relieve la existencia de importantes mecanismos para aprovechar la relación entre Perú y China. Por ejemplo, el Perú cuenta con un Tratado de Libre Comercio, una Asociación Estratégica Integral y un Plan de Acción Conjunta (que considera el periodo 2016 – 2021) con China. Estos acuerdos constituyen la base de la relación bilateral y colocan al Perú en una importante posición en la región latinoamericana. Asimismo, en relación a la Iniciativa BRI, debido a su importancia, el Embajador Bellina destacó que la Cancillería está evaluando esta iniciativa y se está preparando un primer documento para ser compartido con todos los sectores. 

El Sr. José Tam, Presidente de la Cámara de Comercio Peruano China, coincidió en que es importante definir una estrategia con respecto a cómo aprovechar las oportunidades de la Iniciativa BRI. De otro lado, a fin de facilitar el comercio, sugirió examinar la posibilidad del uso del RMB en los intercambios. También debería propiciarse una mayor asociatividad de las PYMEs que tienen problemas de falta de preparación para exportar y falta de capacidad de oferta para cubrir la demanda china. Tal vez se debería empezar atendiendo la demanda de las ciudades chinas más pequeñas, señaló. De otro lado, convendría aprovechar las zonas experimentales de libre comercio creadas en China para incentivar el comercio latinoamericano, como es el caso de Zhuhai. 

En suma, como señaló la Dra. Rosario Santa Gadea, Directora del Centro de Estudios sobre China y Asia-Pacífico de la Universidad del Pacífico, para definir una estrategia eficaz de relacionamiento con China es necesario entender los procesos de transformación de su economía y de sus empresas. Las tendencias de las relaciones de China con América Latina no están desligadas de esos procesos de transformación, señaló. Entonces, hay que estudiarlos, con la perspectiva de identificar las áreas en las cuales existe el mejor potencial para relacionarse con China, y los instrumentos que mejor podemos emplear para este propósito. En su opinión, se trata de pensar, con una perspectiva de largo plazo, en cómo la relación con China puede contribuir al logro de los objetivos de desarrollo del Perú. Una de estas vías es mirar más allá del comercio, para enfocarse en la inversión para el desarrollo productivo. 

Esta conferencia internacional aportó elementos que podrán ser útiles para futuras reflexiones en esta perspectiva.

Etiquetas
China Centro Estudios sobre China y Asia-Pacífico

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Noticias recientes

Esta y otras preguntas se responderán en el  Startup Europe Latin America en Bruselas el próximo 19 y 20 de marzo. Javier Salinas, director de Emprende UP será parte del panel.

​La Corte Interamericana también instó a los países de la región a reconocer los derechos de las personas trans*. Estudios de Carlos J. Zelada contribuyeron al corpus de textos que s​ustentó esta posición. Así, la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico fue la única institución acadé​mica peruana en tener esta oportunidad.​

La Universidad del Pacífico recibió US$ 20,000 por parte de Scotiabank para beneficiar a dos estudiantes en el marco del programa Beca Scotiabank en Innovación Digital.