Ninguno
Día de la mujer: ¿A qué te comprometes?
08 de marzo de 2021
El lunes 8 de marzo, se conmemora el Día de la Mujer y es un buen momento para parar pensar y analizar cómo vamos y cuánto hemos avanzando en igualidad de género. 
Estamos viviendo en un país con una tremenda crisis sanitaria y económica y muchas cosas han cambiado en el último año. Para la mayoría de los peruanos la casa está siendo el espacio para combinar actividades laborales, educativas, familiares y domésticas. Las redes de soporte presenciales como la ayuda de familiares, centros educativos o de cuidado se ha visto limitada. Las cifras de violencia doméstica aumentaron. Algunas mujeres estuvieron y está encerradas con sus agresores, a la vez que quedan alejadas de personas y recursos que las pueden ayudar. 

Violencia: 

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) calculó en abril de 2020 que por seis meses que se prolongue el confinamiento "se prevén 31 millones de casos más de violencia por razón de género". La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dijo en 2020 que de acuerdo con una encuesta realizada en seis países de América Latina entre el 60% y el 76% de las mujeres (cerca de 2 de cada 3) ha sido víctima de violencia por razones de género en distintos ámbitos de su vida. 

La violencia de género es un problema estructural que involucra la atención de diversas entidades del Estado. En ese contexto, la integración de la información y el concepto de interoperabilidad, permiten construir soluciones para el seguimiento de los servicios que atienden esta violencia. 

En la propuesta pública "Violencia de género: una perspectiva desde la ciencia de datos" se presenta la metodología recomendada y el análisis de factibilidad para el estudio de los factores asociados a la violencia y desigualdad de género a partir de datos abiertos y desde un modelo conceptual de interoperabilidad. Lee el documento completo aquí.

Economía: 

El impacto económico de la pandemia de COVID-19 ha afectado con mayor fuerza a las mujeres, acrecentando la brecha de género. En el 2020, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú (INEI), las mujeres que dejaron de ser parte de la población económicamente activa (PEA) fueron casi el doble (23.4%) que los hombres (12.1%). La interacción con personas de nuestro núcleo familiar ha aumentado y se han reducido las de nuestro grupo familiar extendido. A nivel nacional solo la mitad de las mujeres participan en la actividad económica. Además, se estima que solo el 39% de mujeres se ocupan en empleos formales. 

Las brechas de género se van acumulando a lo largo del ciclo de vida de la mujer. Para evitarlo, es crucial reconocer la vinculación de las mujeres con los cuidados del hogar y de personas dependientes. Un paso adelante es compartir las labores de cuidado entre hombres y mujeres, así como con el Estado. Para avanzar en el logro de la seguridad financiera de todas las mujeres, en igualdad de condiciones, se requieren profundos cambios en la institucionalidad y en la estructura de poder de género de la sociedad peruana. Un punto clave de partida es abordar las brechas laborales y los estereotipos de género para asegurar la independencia y la seguridad financiera de las mujeres en su vida adulta. Lee el documento de política pública "Hacia la equidad económica de género entre las adultas peruanas" aquí.

Trabajo:

El año pasado el empleo formal en hombres cayó un 19.3%, mientras que en el caso de las mujeres retrocedió un 21.8%.
¿Sabías que el 70% de los trabajadores de salud, tan aplaudidos en medio de esta pandemia, son mujeres? ¿Y que a pesar de ser mayoría ganan menos que los hombres? La brecha salarial promedio en el sector salud está en el 28%, según la OMS. El trabajo de las mujeres contribuye US$ 3 billones a la salud mundial. Aunque, la mitad de esa cifra corresponde a labores de cuidados no remunerado. Además, con el covid-19 llegó otra desigualdad: en algunos países las infecciones de coronavirus entre las trabajadoras de la salud son el doble que sus colegas hombres.

El Perú ingresó a la pandemia con una tasa de informalidad de aproximadamente 70%. En este contexto hay un sector laboral que experimenta la pandemia y la situación económica de manera particularmente dura: las trabajadoras del hogar. Así, un hombre gana, en promedio e igualdad de características y condiciones, un 25% más que la mujer. Esta brecha salarial es aún mayor en el caso de trabajadoras independientes (35%) y de trabajadoras con educación secundaria o inferior (32%).

Para más información ingresa a este link.

Emprendimiento: 

En un contexto como el peruano, cobra fuerza y sentido analizar si los programas públicos de promoción al emprendimiento focalizados en mujeres han integrado en su diseño el argumento de los impactos no financieros, derivados del estilo de gestión que imprimen las mujeres empresarias a sus negocios, a través de la ejecución de acciones específicas para premiar o promover la responsabilidad social. 

Lee el documento de política "Razones y lineamientos para impulsar el emprendimiento de mujeres en el Perú" aquí.



 


Etiquetas
Mujeres igualdad Economía

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Noticias recientes
La cátedra de investigación cuenta con el apoyo técnico y financiero del International Research Centre de Canadá- IDRC.

​Sergio Córdova y Ruth Nieto, alumnos de Administración de la Universidad del Pacífico, participan en el programa de doble grado de la UP y nos cuentan su experiencia en la escuela de negocios HEC Montreal. 

​Egresado de Administración de la Universidad del Pacífico (UP) y actual CEO de Latinoamérica de RedBus, Gerardo Reátegui, comentó sobre las metas de esta plataforma de compra de pasajes y destacó su experiencia en la UP.