Ninguno
No hay botes salvavidas para todos, por Enrique Castellanos
26 de junio de 2020
La crisis económica del segundo semestre. Columna escrita por Enrique Castellanos, profesor de Economía de la UP, para el diario El Comercio.
En la tragedia del Titanic una de la razón de los miles de muertos fue que en el diseño del barco no se incluyeron botes salvavidas para todos los pasajeros. Algo similar, va a pasar con los programas de apoyo financiero (Reactiva Perú y los que vengan) que el gobierno está encomiablemente implementando: no alcanzará para todos. 

La aritmética es tirana. A la fecha, en el Perú existen unas 3.2 millones de empresas de todo tamaño, entre grandes, pequeñas y micro. Otro dato adicional, todo el sistema bancario tiene colocados préstamos a las mencionadas empresas por unos 210 mil millones de soles. El programa de Reactiva Perú I y II está diseñado por unos 60 mil millones y estimo que beneficie – a juzgar por las cifras oficiales publicadas por COFIDE – a unas 120 mil empresas. Es decir, este programa solo alcanzaría a refinanciar solo cerca de un cuarto del total de préstamos en el sistema y solo a un 4% del total de empresas. 

En el campo de los préstamos a personas naturales el panorama es similar. En total, el sistema bancario ha colocado, principalmente vía tarjetas de crédito, préstamos hipotecarios y de consumo, unos 130 mil millones de soles. Hasta ahora, no hay programas tipo Reactiva para todo este segmento, aunque posiblemente en las próximas semanas el gobierno diseñe algo. Sin embargo, al igual que en el caso de las empresas, sea al programa que sea, tampoco alcanzaría para todos. 

No quiero ser el Angel de la Muerte pero es la realidad. Pasada o amenguada la crisis sanitaria, el segundo semestre de este año viene con inmensos retos económicos y financieros. Pues si bien, este nuevo mundo sin contacto personal traerá consigo algunos nuevos modelos de negocios, la realidad es que en el corto plazo ocasionará muchísimas bancarrotas. Ya en el mundo, se escuchan los nombres de los primeros caídos en acción por el Covid-19: JC Penney, Avianca, Neumann Marcus, JCrew (ropa), por mencionar algunas firmas emblemáticas. En unos meses, veo –desafortunadamente - a muchas de nuestras empresas siguiendo también este camino, salvo que una vacuna o medicación efectiva se invente en tiempo récord. 

Pero ahora que les di la mala noticia, quisiera también darles la buena: dependemos de nosotros mismos y la solución está en nuestras manos. No tiene sentido que el gobierno siga dándonos Reactiva Perú y al mismo tiempo mantenga en cuarentena a las empresas y se invente protocolos incumplibles. Esto equivale a hacer transfusiones de sangre a un paciente sin preocuparse primero de parar la hemorragia. Tenemos que dejar que el sector privado arranque cuanto antes y pare de desangrarse. El gobierno debe transferir a los ciudadanos la responsabilidad de cuidarse y al mismo tiempo atacar tácticamente aquellos brotes de contagio que con seguridad van a surgir en el futuro (igual que hoy lo hace con los mercados y el transporte público). 

El plan de reapertura económica del gobierno es demasiado lento y burocrático, las empresas van a morir camino al hospital y la creciente pobreza así generada desestabilizará todo el orden social. La legislación laboral como está hoy planteada no es real ni sirve sus propósitos. Tampoco es momento de idearse nuevos impuestos. Hay que simplificar o eliminar muchas regulaciones, compactar las famosas fases 1 a 4 en semanas (en lugar de meses) y, simultáneamente, hacer masivas campañas en la población para que se respeten las normas básicas de sanidad y distanciamiento social. 

Como dije, no hay botes para todos, pero a pesar de que habrá muchas quiebras, nuestra economía está en la capacidad de sobrevivir y reponerse. Tenemos a la historia de nuestro lado, los peruanos hemos subsistido a guerras, terrorismo, hiperinflación, gobiernos caóticos y demás calamidades. Yo creo que esta vez también podremos estar a la altura del reto, pero el gobierno nos tienen que dar la oportunidad de salir a pelear, pues nadie ganó una guerra escondiéndose en su trinchera.

Etiquetas
Economía coronavirus

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Noticias recientes
Autoridades, profesores, trabajadores administrativos y alumnos desplegaron esfuerzos para garantizar altos estándares de calidad en el desarrollo de actividades académicas.
La investigación regional de la que es parte el CIUP plantea reducir la producción de carbono de forma sustancial y propone estrategias que los países pueden implementar para conseguirlo.
Carlos Parodi conjuga la docencia y la investigación en su día a día. También es aficionado al fútbol y se declara hincha del Sport Boys.