Ninguno
¿La Recuperación del Retail Peruano Post Covid más pronto de lo que pensamos?
26 de octubre de 2020

​"Nos guste o no, el volumen esta en ese sector informal por lo que es necesario llegar oportunamente al retail respectivo para que en el momento de la compra nos encuentren". Escribe Manuel De la Barrera, profesor de la Universidad del Pacífico.

​ 

​Actualmente estamos viviendo una crisis económica sin precedentes como consecuencia de las decisiones globales para mitigar los efectos de la pandemia del Covid 19 y básicamente, por las medidas tomadas internamente por el gobierno peruano que se reflejan perfectamente en el indicador mas importante, el PBI. Marzo, con 15 días de cuarentena cae en -16.3%, abril -40.5% y mayo -32.8% (*). 

Este indicador que muestra principalmente el resultado de la producción formal del país se ve influenciado por factores externos en el contexto de una economía global e internos marcado por la tendencia del consumo, en el cual el retail juega un rol muy importante. 

Además, observamos que el PBI Comercio cae significativamente en -22.3% en marzo, -65.4% en abril y -49.6 % en mayo acompañado de perdida de Demanda Interna de -14.3% en marzo, -35.7% en abril y -30.1% en mayo (*). 

Estos números nos dejan con la preocupación de qué pasará en los siguientes meses y en la incertidumbre de no saber cómo se irá recuperando el mercado, a qué ritmo, cuándo las empresas volverán a tener facturaciones pre covid, qué rol podrá jugar el retail, de qué manera nuestra economía informal fortalecerá esta característica o qué pasará con el desempleo entre otros temas relevantes. 

Enfocándonos en la reactivación del comercio y la demanda interna, parte importante del motor económico, tenemos que analizar la evolución que mostrarán diferentes sectores y categorías de acuerdo con el tipo de necesidad que satisfacen. Aquellas que satisfacen necesidades primarias superaran el momento más rápidamente que las suntuarias por lo que dirigir las decisiones de gestión del portafolio en ese sentido será clave. 

En ese sentido con una economía 70% informal y con posibilidades de que este indicador crezca dado el desempleo generado en los últimos 3 meses y la creatividad del peruano en generarse ingresos ante la adversidad, el sector informal sigue siendo pieza clave en el consumo y es a quienes tenemos que dirigirnos de manera que atendamos sus necesidades. ¿Conocemos cómo se comporta el sector informal?, ¿Dónde compra?, ¿qué necesita satisfacer hoy? 

Nos guste o no, el volumen esta en ese sector informal por lo que es necesario llegar oportunamente al retail respectivo para que en el momento de la compra nos encuentren. 

Démosle la importancia relativa que corresponde a cada decisión de comercialización, es cierto que la venta on line está teniendo un auge sin precedentes, ha adelantado en 5 años su crecimiento, pero la venta de la tienda física sigue y seguirá siendo en el Perú la que nos harán los números y por lo tanto es la que nos llevaran a tener el P&L en el objetivo. 

Las empresas ganadoras han aprovechado los días de cuarentena para poder identificar las oportunidades y darle a su manera de llegar al mercado el enfoque equilibrado que se requiere para que el consumidor pueda acceder a sus productos ante los cambios que podamos tener. 

Es por esto por lo que dada nuestra realidad la recuperación del consumo y por lo tanto del retail vendrá apalancado por el sector informal, ellos serán el motor de la reactivación generando valor que por un lado no podemos medir pero que traerá capacidad de gasto redundando en el sector formal. En mi opinión la recuperación está mas cerca de lo que los expertos vaticinan. 

Esta claro que otros sectores les tomará mas tiempo, por ejemplo, sectores como el de restaurantes y turismo tienen otra realidad, que están encarando el momento con aforos reducidos y el delivery en unos casos y apostando otros por la apertura de las fronteras a pesar de que se especula que estas recién estarán abiertas hacia fines de año. 

Es necesario que estemos preparados para atender la demanda, los comercios abiertos están recuperando ventas, las personas que entran a los retail ya no son aquellos que van de paseo y curiosean, los que entran a las tiendas en un 90% compran, el problema de muchos retailers es que no están abastecidos convenientemente, por un lado porque la producción nacional no esta a ritmo y por otro porque las reposiciones de producto importado no están llegando o los pedidos no se pudieron concretar de manera oportuna, además que los protocolos de recepción de mercancías toman mayor tiempo. 

Es importante entonces que para ayudar a que los números se den en el retail, no solo trabajemos inteligentemente el portafolio, sino que nos fijemos en la estrategia de abastecimiento de manera que no perdamos venta por quiebres de inventario. 

Nos recuperaremos mas rápido de lo pensado, el sector informal es quien jalará el barco hacia un puerto seguro más pronto de lo pensado. 

El reto es, cómo formalizamos a ese sector no solo pensando en mejorar las condiciones de los involucrados, sino que además se traduzca en mayor recaudación fiscal que ayude a recuperar caja al estado y posteriormente se traduzca en beneficios para los peruanos en general. Esto es materia de otro articulo. 

(*) Banco Central de Reserva del Perú. Cuadros Estadísticos, Nota semanal Nº 28-2020 (23 de julio 2020).

Etiquetas
retail coronavirus economía crecimiento económico

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Noticias recientes

​Karem Munive, Legal Counsel de Metro de Lima Línea 2, compartió en el CIDEC 2020 el análisis y las reflexiones que viene realizando para definir una hoja de ruta hacia la solicitud del resarcimiento económico al Estado peruano por los daños y perjuicios generados a raíz de la crisis sanitaria por la Covid – 19.

​Curso virtual está dirigido a los profesores y personal administrativo de la Universidad del Pacífico de manera gratuita, que les permitirá aprender cómo integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible como parte de su labor profesional diaria en la Universidad.

​"La violencia contra las mujeres no es un "problema de mujeres." Es uno que tiene consecuencias nefastas para todo nuestro tejido social. Un problema que incluye a los agresores; quienes también necesitan ayuda para replantear sus acciones y relaciones sociales, y sus dinámicas tóxicas". Escribe Mariela Noles, ​pofesora del Departamento Académico de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad del Pacífico e investigadora del CIUP