Ninguno
Los retos de las Naciones Unidas y el futuro que buscan los jóvenes
23 de octubre de 2020

​En el marco del 75° aniversario de creación de las Naciones Unidas, se llevó a cabo el conversatorio "El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: Reafirmando nuestro compromiso colectivo", organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico y el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú.

​A 75 años de su creación y en un contexto de crisis sanitaria, Naciones Unidas continúa jugando un rol decisivo para el mundo. Por este motivo, la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico y el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú organizaron el conversatorio "El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: Reafirmando nuestro compromiso colectivo", un espacio donde se reflexionó sobre los retos a superar y el futuro que deseamos construir para el país.

El evento contó con la participación de la profesora Cecilia O'Neil, Decana de la Facultad de Derecho; Igor Garafulic, Coordinador Residente de las Naciones Unidas para el Perú; el embajador Mario López Chávarri, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú; Verónica Díaz Hinostroza, ex Secretaria General del Modelo de las Naciones Unidas de la Universidad del Pacífico, UP MUN; y el profesor Carlos J. Zelada, Vicedecano de la Facultad de Derecho.

Dentro de la discusión, el canciller López Chávarry destacó el origen de las Naciones Unidas, que se funda poco después de la Segunda Guerra Mundial con la vocación de reconstruir un mundo en ruinas, poniendo en el centro de la preocupación internacional la necesidad de colocar en perspectiva al ser humano y recobrar la dignidad de la persona.

En este sentido, resaltó que la pandemia de la Covid - 19 ha puesto en evidencia "las carencias sociales y vulnerabilidades sistémicas que germinaron al abrigo del crecimiento económico mundial de las últimas décadas".

"Esta crisis global, si bien es sanitaria en su origen, es un desafío mayor que puede y debe ser una oportunidad para corregir la desigualdad, las deficiencias y la desprotección social; así como para promover una gobernanza global más inclusiva, centrada sobre el interés común de la cooperación, la solidaridad, la participación plena y más paritaria de los Estados en un renovado equilibro de las relaciones de poder y las instituciones internacionales. Es decir, una nueva apuesta en el sistema multilateral", señaló el embajador López Chávarry.

En cuanto a las acciones que lleva a cabo Naciones Unidas en el marco de la pandemia, Igor Garafulic señaló que el principal reto se encuentra en la reorientación "sobre la marcha" de los planes y las acciones estatales y multilaterales. Precisó que "para elaborar cualquier idea de un plan de recuperación, tenemos que ir trabajando a mediano y largo plazo, pero es un ejercicio muy difícil en estos tiempos, porque esto todavía no termina de estabilizarse. A uno lo que le gustaría es poder hacer las cosas como en una secuencia del tipo 'mire, hasta aquí está el trabajo de contención de la pandemia y ahora pasamos al desarrollo de la recuperación económica', pero no, desde hace varios meses tenemos que convivir con ambas cosas".

En este sentido, enfatizó que las agencias de Naciones Unidas vienen también realizando acciones focalizadas de ayuda humanitaria, en adición a su labor de promoción de planes y políticas. "La belleza de Naciones Unidas es que uno puede estar discutiendo temas de altísima política en el Consejo de Seguridad sobre la paz en Yemen, Sudán y Siria, pero siempre con un pie en la tierra que nos permite estar conectados con las necesidades (de las personas)", puntualizó.

Finalmente, resaltó que parte de la estrategia de Naciones Unidas es contar, mayoritariamente, con un equipo de profesionales locales que, conociendo las necesidades y la realidad del país, trabajen de la mano con los técnicos y autoridades competentes, a fin de llegar a propuestas concretas y ejecutables.

"Se ha estado trabajando en un plan de recuperación económica de cinco pilares: proteger a las personas, a las empresas, a la macroeconomía, que contribuya al mejor empleo y a los espacios de gobernabilidad. Cada una de nuestras agencias ha conversado este plan con los distintos ministerios (…), porque a diferencia de un centro de estudios, en el caso de Naciones Unidas (el trabajo) no tiene más valor si después esto no se traduce en una acción", detalló.

En cuanto al futuro al que los jóvenes pueden aspirar, Verónica Díaz compartió las ideas expuestas en la más reciente CADE Jóvenes, que se centran en la construcción de la ciudadanía. "Las opciones de futuro que los niños y niñas tengan no deben ser parte de un privilegio", enfatizó.

"Esta aspiración a que un niño o niña pueda hacer lo que sueñe con su vida es algo integral, que implica un sentido de identidad y de educación (…). Esta lucha por la equidad implica que de manera cooperativa trabajemos por 'nivelar la cancha', pero también colocarnos un sombrero de lucha por la justicia, que implica cambios profundos en los sistemas y no perder de vista nuestra capacidad de indignarnos constantemente y trabajar de manera conjunta para responder a las necesidades del país", agregó.

Señaló además que entre los jóvenes existe una decepción profunda sobre los líderes del país, agravada por la pandemia. Asimismo, resaltó que en la CADE, tres de cada cinco jóvenes piensa que la integridad es una característica que debe tener un líder y que los principales retos del Perú se centran en propiciar una educación de calidad, reducir la corrupción y motivar una visión a largo plazo.

"Siento que estos problemas no se solucionan en un período electoral. Como cooperación internacional somos agentes que debemos trascender al ciclo político. Entonces, es sumamente importante el rol que podemos jugar para generar sostenibilidad y apoyar la institucionalidad", finalizó.

Etiquetas
Naciones Unidas coronavirus desarrollo

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Noticias recientes

​Curso virtual está dirigido a los profesores y personal administrativo de la Universidad del Pacífico de manera gratuita, que les permitirá aprender cómo integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible como parte de su labor profesional diaria en la Universidad.

​"Se plantean siete desafíos. El primer desafío es asegurar que las elecciones generales ya convocadas se realicen sin contratiempos y sean absolutamente limpias. Se debe enfrentar la grave crisis económica y sanitaria originada por la pandemia. Hay que aprender de las lecciones de la pandemia en materia educativa, de salud e innovación. Se actuará en el ámbito de seguridad ciudadana. Se debe velar por un manejo responsable del presupuesto público, que atienda a las prioridades de salud y que promueva la reactivación de nuestra economía". Escribe Germán Alarco, investigador CIUP.​ Artículo publicado en Diario Uno.​

​"Una de las alternativas de solución posibles sería avocarnos a la construcción de instituciones sólidas, que permitan como mínimo, que la población cuente con mecanismos de expresión o reclamo eficientes y efectivos, y un mejor funcionamiento del sector público". Escribe Eliana Franco, profesora de Economía de la Universidad del Pacífico.