Testimonios

Ninguno
  • Programa de intercambio estudiantil UP

    Diana Sofía Cubas Chumpitazi

    Programa de intercambio estudiantil UP

    Diana Sofía Cubas Chumpitazi

    Mi experiencia académica en Nova School of Business and Economics (NOVA SBE) duró cinco meses, en los cuales llevé tres cursos de maestría y dos de bachiller. El sistema universitario en Portugal es distinto al que tenemos en Perú: son solo tres años de estudios universitarios después de los cuales se hace una maestría, que dura dos años más. Es por eso que tuve la oportunidad de llevar también cursos de maestría. Si bien los cursos duraban solo seis semanas, eran súper intensivos tanto en horario como en carga académica. NOVA SBE es la universidad de negocios más prestigiosa de Portugal y una de las más prestigiosas en Europa.

    La opción de escoger cursos que solo duraban seis semanas era algo nuevo e interesante. A pesar de ser cortos, el contenido no se perdía y de esta manera se podía atender a muchos más cursos. Tuve la oportunidad de llevar cursos de gestión y negocios, lo que me permitió darle un nuevo enfoque a mi carrera. El sistema usado en las clases estaba basado en estudios de casos de empresas reales y se incentivaba mucho el trabajo en equipo, lo cual era beneficioso para los estudiantes de intercambio.

    Vivir y estudiar en Lisboa ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. La ciudad es rica en cultura, tranquila pero divertida, y muy segura. La gente es amable, cálida y alegre. Pude conocer a personas de todas partes del mundo, con culturas completamente diferentes y con distintos valores.

    Viví en una casa con otros once estudiantes de universidades distintas a la mía. La casa era grande y nos proporcionaban todas las comodidades que necesitábamos. Estaba a diez minutos de mi universidad y a diez minutos de la estación del Metro. Además, teníamos dos estaciones de buses a tan solo dos minutos y siempre quedaba la opción de movilizarnos en taxi, que en Lisboa son baratos (aproximadamente igual que un taxi seguro en Lima). No obstante, no hay mejor experiencia que caminar y perderte por las calles de Lisboa.

    Por otro lado, al estar cinco meses allá tuve la oportunidad de viajar a muchas ciudades no solo de Europa sino también de África. Cada ciudad era muy distinta de la otra, pero todas hermosas a su manera. Esta ha sido una experiencia inolvidable y, a decir verdad, no encuentro puntos negativos para hacer el balance.​

  • Programa de intercambio estudiantil UP

    María de Fátima Ramírez Santín

    Programa de intercambio estudiantil UP

    María de Fátima Ramírez Santín

    La experiencia académica en Viena fue muy buena. Realicé cuatro cursos en inglés: Doing Business in the Arab World, Global Branding, Marketing Research y Entrepreneurship Camp - Learn how to start your own business; y también uno para aprender alemán: Business German B2. Asimismo, los profesores siempre respondían amigablemente para resolver cualquier duda que pudiera tener y todos en Viena hablan inglés perfectamente, incluidos los profesores, por lo que no hay dificultad en entender las clases ni problemas de comunicación.

    Compartir las clases con estudiantes de distintos países es muy enriquecedor y te permite ampliar tu perspectiva, ya que en las clases se intercambiaban diferentes puntos de vista sobre los temas de discusión propuestos por el profesor. A Viena va muchísima gente de intercambio de todas partes del mundo, y esto te da la posibilidad de conocer desde personas eslovacas hasta gente de Singapur, ampliar tu perspectiva y enriquece tus puntos de vista sobre el mundo.

    Participar en un intercambio es una experiencia increíble e inolvidable: haces amigos para toda la vida, viajas con ellos, visitas a tus amigos de Lima en otras ciudades, conoces otras culturas, te vuelves más independiente, defines objetivos y metas, entre otras cosas.

    Por otro lado, en Viena hay muchísima cultura (la ópera es una de las mejores del mundo) y muchísimas áreas verdes (hay parques preciosos por toda la ciudad). Además, es una ciudad muy ordenada, limpia y segura, tanto así que recientemente ha sido considerada, por cuarto año consecutivo, como el mejor lugar para vivir por Mercer. Vivir en una ciudad tan desarrollada fue maravillosa experiencia.​

  • Programa de intercambio estudiantil UP

    Gonzalo Pacheco

    Programa de intercambio estudiantil UP

    Gonzalo Pacheco

    La propuesta académica de la universidad en Holanda es distinta a la de la Universidad del Pacífico. Se basan mucho en una enseñanza intercultural, ya que tienen estudiantes de muchas nacionalidades. Por lo general, en un aula de 25 a 30 estudiantes, existían por lo menos diez nacionalidades distintas. Esto da lugar a un ambiente de aprendizaje mediante el debate, la propuesta de ideas distintas y puntos de vista diferentes. Me parece que en este caso se sabe aprovechar mucho esto, ya que todos los estudiantes son expuestos a nuevos conocimientos ya sea de compañeros extranjeros o del profesor. La clase no es monótona, ni un monólogo del profesor, sino que es un ambiente dinámico donde se puede participar activamente en el desarrollo del curso.

    Me gustó que el método de enseñanza no se enfoque tanto en el lado teórico: desde el primer año los estudiantes están en contacto con la vida real, con casos reales. Tienen menos horas de estudio pero más oportunidades de desarrollar su propia identidad tanto personal como profesionalmente.

    En lo personal, me parece que el intercambio te ofrece un crecimiento e independización que ningún otro programa te brinda. Al ser un estudiante independiente, viviendo fuera de casa, puedes darte cuenta de lo importante que es saber manejar las cosas en tu vida y, finalmente, te sientes muy a gusto cuando todo sale bien. En Europa pude percibir un estilo de vida un tanto más tranquilo, con un mayor enfoque en el lado personal y en descubrir qué es lo que realmente le gusta a cada persona.​

  • Programa de intercambio estudiantil UP

    Marlene Celeste Paz Celiz

    Programa de intercambio estudiantil UP

    Marlene Celeste Paz Celiz

    Salir de intercambio es una experiencia sumamente gratificante, pues te enseña en forma individual a independizarte en todo aspecto. Primero, por los gastos que tienes que administrar hasta el último mes. Segundo, por el intercambio cultural que experimentas al conocer a gente de diferentes países y porque se ponen en práctica los diferentes idiomas que uno conoce. En mi caso, fueron el inglés y el francés los que me ayudaron mucho en mis diferentes viajes por Europa.

    Por otro lado, valoro la responsabilidad y la autonomía que desarrollas para tomar tú sola las decisiones ante las diferentes situaciones que se presenten y, por supuesto, la vida universitaria. En cada viaje que realizas tienes que mantenerte atenta a todo lo que pasa a tu alrededor pues eres tú la única que puede cuidarse. Sin duda es una experiencia enriquecedora en el ámbito personal.

    En el campo académico, tuve la opción de seleccionar los cursos que quería llevar. Opté por poner como primer filtro los cursos que eran de mi interés y elegí los cursos de Organización y Desarrollo Humano, así como Análisis e Investigación de Mercado, Consumo y Audiencia. Haber elegido cursos de dos carreras diferentes me ayudó a tener un panorama más global de las personas, pieza clave para la organización; no solo el enfoque de negocios, sino también uno sociológico. Respecto a la metodología que se siguió en las clases, estas mantienen una comunicación informal y horizontal con los profesores; lo que hace que la clase sea más participativa. Existe un porcentaje de la nota que califica la participación en clase y las tareas para la casa no son obligatorias; sin embargo, también son puntuadas. El mayor porcentaje de la nota final del curso lo constituye el examen final que puede llegar incluso a representar el 60% del curso.​

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​